Instituto de Terapeutas Florales

ESENCIAS FLORALES

INTRODUCCIÓN A LA TERAPIA FLORAL

La utilización de las flores como remedios se remota a la antigüedad, cuando el hombre tomaba simplemente de la naturaleza sus elementos para curarse.

Desde Hipócrates, Paracelso, Hahnemann, Steiner hasta Edward Bach que con su descubrimiento reactualiza este método de sanación para el hombre moderno que ha perdido el contacto con lo natural y por lo tanto también con su esencia. Estamos en los albores del siglo XXI, asistiendo a dos realidades paralelas, a la super tecnología y a una búsqueda por el regreso del ser a la naturaleza y su verdadera esencia.

Existen varias razones para comprender como hemos empezado a recorrer este camino llamado Terapia Floral:

1) El impulso que la obra de Edward Bach le diera a su método de curación, de forma sencilla, no tóxica, eficaz y accesible para que todos nosotros encontremos la verdadera razón de nuestro padecimiento psíquico y físico.

2) El reconocimiento alcanzado por la concepción de lo psicosomático en la ciencia médica.

3) El desarrollo de la Bioenergética y el nuevo concepto de que también poseemos una “conciencia biológica” heredada de la especie a través de la llamada Memoria Celular.

4) La necesidad imperiosa del hombre por descubrir el verdadero sentido de la vida y las razones de sus padecimientos.



EL SISTEMA DE ESENCIAS FLORALES DE BACH

Es importante distinguir entre el nivel de fundamentación del sistema y los remedios y la prescripción floral.

Como sistema constituye una profunda exposición sobre el proceso de evolución del hombre y del sentido de la enfermedad, lo que ella nos revela con su aparición, las carencias afectivas ocultas y la tendencia a repetir comportamientos inconscientes que son la raíz del sufrimiento.

Del mismo modo establece la fundación del arte de curar como sostenida en la tarea de ayudar al enfermo a descubrir dentro de sí los motivos reales que originaron el padecimiento, dado que en el conocimiento de estas causas y modificación de los defectos de apreciación radica la posibilidad de curación.

El sistema de Flores de Bach es un procedimiento terapéutico que consiste en la administración seleccionada de 38 esencias que actúan sobre patrones de conducta arquetípicos humanos y un remedio de rescate para situaciones de crisis o emergencia.


OTROS SISTEMAS FLORALES

En la actualidad existen muchos sistemas florales en el mundo, esta terapéutica es recomendada desde el año 1976 por la Organización Mundial de la Salud. El uso de otros sistemas para el trabajo acabado y completo de los terapeutas, es de práctica común. Para ello contamos con sistemas de esencias florales como las Esencias Australianas de Bush, Flores de California dentro de las más conocidas y desarrolladas.

Esencias Florales


LOS OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO FLORAL

El enfoque terapéutico creado por el Dr. Bach tiene la triple condición de ser holístico, clínico y analítico. Los principales objetivos de la terapia con esencias florales son: aliviar el dolor psíquico y físico, concientización, introvisión, resignificación y prevención.

• Aliviar el dolor es un objetivo básico de todo tratamiento floral. Sin embargo, no hay que perder de vista el hecho de que el consultante debe aprender el sentido de su dolor para que este adquiera valor terapéutico. Pero podremos acceder a ello una vez que disminuyan los síntomas agudos.

• Concientizar, como proceso de ampliación de la conciencia, entendiendo que esta no es una técnica que tiende a suprimir sino ayudar a comprender el significado de la lección. Esta tarea implica no sólo un registro intelectual de “darse cuenta”, sino una vivencia que acompaña el conocimiento mental. La concientización trae como resultado la mejor comprensión de la situación presente, de la perspectiva histórica, y dimensionar su realidad, comprendiendo que lo que le pasa hoy es fruto de su devenir.

• La introvisión tiene como fin lograr en la persona una mayor identidad, una mejor diferenciación, categorizar los aspectos internos y su relación con el entorno y circunstancias de vida.

• La individuación como el encuentro de sí mismo, sin las interferencias propias o ajenas o injustificables. Como expresa Bach “Permitir que otras personas nos impidan escuchar los dictados de nuestra alma, nos provoca falta de armonía y enfermedad. Desde el momento mismo en que el pensamiento de otra persona entra en nuestra mente, nos desvía de nuestro verdadero camino. Sólo cuando olvidamos este hecho y tratamos de interferir en las tareas de otros, o permitimos que lo hagan en la nuestra, aparecen la fricción y la falta de armonía en nuestro ser”. Por lo tanto individuarse es seguir un camino propio.

• La prevención es lograr descubrir la causa, erradicando el defecto con el recto desarrollo de la virtud opuesta, antes que este tome la forma material de la enfermedad. La terapia floral es un elemento muy valioso en la prevención de enfermedades psicofísicas. No teniendo en cuenta la naturaleza de la enfermedad, sino al paciente que la porta, “No nos fijemos en la enfermedad, sino cómo ve la vida el enfermo” (Bach).